Seguidores

viernes, 3 de julio de 2015

El milagro del Scrap

Con lágrimas en sus ojos, me relató cómo se llevaron a su hija al poco de nacer... Dijeron que se despidiera porque, quizá, no volvería a verla...

Esa pequeña luchó, sobrevivió y ahora está a punto de cumplir dos añitos.

Sin embargo, su madre, con voz entrecortada,  también me confesó que, en estos casi dos años, no ha podido mirar las fotos de su hija recién nacida.

     - Sólo he podido ver una... Con ayuda del psicólogo... - relata, con añoranza en las pupilas.
Mi inicial tristeza por la historia, se tornó en brisa fresca:
     - ¡Pero éso no te lo quita un psicólogo! - sentencié.
Hice acopio de toda la seguridad del mundo, y le dije:
     - Te voy a hacer un regalo... Es un regalo que a otra persona cobraría: un mini álbum acordeón.
     - Pero yo no pretendo que me regales nada - susurra mientras se limpia las últimas lágrimas.
    - Tampoco es gratis - las palabras salían solas, con la seguridad que aporta el ser madre de tres -, para hacerte el álbum, necesito que me traigas fotos de tu hija. Porque querrás contarle la batalla que ganó, lo valiente que fue... Y, a una niña, las historias le gustan más con papeles bonitos.

Me miró más allá de sus pestañas, con la boca entreabierta, como masticando y meditando mis palabras. 
Y trajo las fotos...

Tuvo que sentarse ante el ordenador y repasar, una por una, todas aquellas fotos que, durante dos años, se había negado mirar.

Mi marido dice que logré lo que no logró el psicólogo... Es cierto, porque la maternidad nos vuelve especialistas y el scrap, al menos en mi vida, me ha aportado un poco de magia.

El milagro del Scrap se llama Adriana, va a cumplir dos años y es una pequeña guerrera que ganó la vida nada más nacer...




A veces, para realizar pequeños milagros, sólo necesitamos una hoja de scrap, retales de otros papeles, alguna pegatina, cinta de doble cara,... Y MUCHO CARIÑO.


2 comentarios:

  1. Hola
    Me ha encantado la historia que has contado. Tienes razón el scrap es algo mágico y es capaz de llegar a cualquier persona o rincón y ayudar de una forma bien sencilla.me quedo como seguidora.un besazo

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, Nuria... Y bienvenida!!! Por cierto, esa mami se llama igual que tú!
    Besitos!

    ResponderEliminar

Tus comentarios hacen real lo imaginado...